- Tener la conciencia limpia es síntoma de mala memoria.
- El que nace pobre y feo, tiene grandes posibilidades de que al crecer, se le desarrollen ambas condiciones.
- Los honestos son inadaptados sociales.
- El que quiera celeste, que mezcle azul y blanco.
- Pez que lucha contra la corriente, muere electrocutado.
- La esclavitud no se abolió, se cambió a 8 hrs. diarias.
- Si la montaña viene hacia ti, ¡corre!, es un derrumbe.
- Lo importante no es ganar, sino hacer perder al otro.
- No soy un completo inútil, por lo menos sirvo de mal ejemplo.
- La droga te Buelbve bvrrutto.
- Si no eres parte de la solución, eres parte del problema.
- Errar es humano, pero echarle la culpa a otro, es más humano todavía.
- El que nace pa' tamal, nunca ta' bien.
- Lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe.
- Yo no sufro de locura, la disfruto a cada minuto.
- Es bueno dejar el trago, lo malo es no acordarse donde.
- El dinero no hace la felicidad, la compra hecha.
- Una mujer me arrastró a la bebida, y nunca tuve la cortesía de darle las gracias.
- La inteligencia me persigue, pero yo soy más rápido.
- Huye de las tentaciones, despacio, para que puedan alcanzarte.
- La verdad absoluta no existe, y esto es absolutamente cierto.
- Hay un mundo mejor, pero es carísimo.
- Ningún tonto se queja de serlo, no les debe ir tan mal.
- Estudiar es desconfiar de la inteligencia del compañero de al lado.
- La mujer que no tiene suerte con los hombres, no sabe la suerte que tiene.
- No hay mujer fea, sólo belleza rara.
- La pereza es la madre de todos los vicios, y como madre, hay que respetarla.
- En cada madre hay una suegra en potencia.
- Lo importante es el dinero, la salud va y viene.
- Trabajar nunca mató a nadie, pero, ¿para qué arriesgarse?
- No te tomes la vida en serio, al fin y al cabo no saldrás vivo de ella.
- Felices los que nada esperan, porque nunca serán defraudados.
- El alcohol mata lentamente, no importa, no tengo prisa.
- La confusión está clarísima.
- Mátate estudiando, y serás un cadáver culto.
- Lo triste no es ir al cementerio, sino quedarse.
- Hay dos palabras que te abrirán muchas puertas: "Tire y Empuje".
- ¿Para qué tomar y manejar, si puedes fumar y volar?
- Dios mío, dame paciencia, pero damela, ¡YA!
- De cada diez personas que miran televisión, cinco son la mitad