Publicidad:
La Coctelera

Categoría: HISTORIAS DE VIDA ( REALES )

HISTORIAS DE VIDA (REALES)


ACA LES BRINDO UNA NUEVA SECCION A LA CUAL LLAMARE HISTORIAS DE VIDA, ESTAS HISTORIAS SON NARRADAS POR SUS PROPIOS PROTAGONISTAS DONDE SE DARAN CUENTA QUE EN ESTE MUNDO QUE VIVIMOS SE ENCUENTRA GENTE PARA TODO, ACA ENCONTRARAN HISTORIAS DE: SEXO, TERROR, POLICIALES, PARNORMALES,ETC, ETC, ESPERO SEPAN DISFRUTARLAS Y COMENTEN SOBRE ELLAS.

CADA DIA TENDRAN UNA HISTORIA DIFERENTE PARA QUE PUEDAN LEER, ANALIZAR Y COMENTAR; SEPAN DISCULPAR LAS FALTAS DE ORTOGRAFIA, CADA TEXTO ES UNA COPIA DEL ORIGINAL SIN MODIFICACION ALGUNA, GRACIAS.

COMO ME DESVIRGARON:

Hola, soy Ana, y aunque ahora tengo mas de treinta años, la historia que os cuento me ocurrió cuando tenia trece o catorce, en el pueblo donde veraneábamos de crios con la familia: mis padres, mis dos hermanos mayores y yo.

El invierno inmediatamente anterior yo había empezado a tontear con chicos, y tuve algún rollo con alguno. Eran cosas bastante inocentes, besos y algunos magreos, que en general recibía yo, ya que me cortaba para lanzarme a tocar el sexo de algún chico. Un amigo de mi hermano mayor, con tres años mas que yo, me llevo la mano a su pene, por encima del pantalón, pero me dio miedo sóbraselo, aunque me di cuenta que la llevaba dura y que era bastante grande, aunque yo le pedí parar. Me estaba tocando las tetitas, que tenia pequeñas, y me sentía el coño lleno de líquidos, totalmente lubricaba como cuando me tocaba durante un rato el clítoris.

En el pueblo empecé a salir en una pandilla donde había una chica de mis años que tenia fama de ser bastante guarrilla. Decían que incluso ya había follado, pero yo no tenia confianza para preguntárselo, aunque la curiosidad me podía, así que comencé a intimar con ella. Una tarde una amiga trajo una revista porno de su hermano, estando solamente ella, esta chica mas guarrilla y yo en un parque donde nos veiamos. De inmediato decidimos marcharnos a casa de la segunda, ya que sus padres estaban fuera, para poder ver las fotos tranquilamente.

Ya en su casa sacamos la revista como locas, ya que ni la otra ni yo habiamos visto nunca escenas de sexo, y nos quedamos con la boca abierta de cómo los tios podian meter esas pedazo de trancas por esos conejos, que si bien eran mas grandes que los nuestros, no parecian abrirse como para meter dentro esos trozos de carne. Lucia, la dueña de la casa, nos preguntó si habiamos visto pollas de chicos de verdad, y Ana, mi amiga mas cortada, reconocio que si, que habia visto el rabo de su hermano y de su padre. Yo reconoci que habia sobado a un tio, pero por encima del pantalón. Ella nos conto que habia visto bastantes pollas, de casi todos los tios de la pandilla de los "mayores", donde estaban mis hermanos, y de muchos tios de la nuestra. Nos conto que habia pajeado a varios, en concreto a dos que eran los mas mayores, con 18 o 19 años, y que eran unos gárrulos. Nos dijo que incluso uno habia intentado metersela, pero que no habia podido porque fue hace un tiempo y tenia el coño muy cerrado todavía. Nos decia que este verano no volveria virgen a Madrid, que lo tenia claro.

De esta forma, fuimos intimando, hasta que un dia me dijo que uno de los mayores le habia propuesto ir de merienda, a pasar la tarde, a una zona alejada del pueblo, con mas amigos. Nos dijo de ir a Ana y a mi, que nos apuntamos enseguida. Cuando llegamos vimos que estabamos las tres chicas y cinco chicos, incluidos mis dos hermanos, que se enfadaron conmigo en cuanto me vieron, diciéndome que no podia ir con ellos(parece ser que tenian un plan bien preparado), pero el que organizaba la excursión, el mas mayor, dijo que podiamos ir todos, que no era tan lejos y que lo pasaríamos bien.

Tras un par de horas andando llegamos a un sitio que estaba bastante bien, con un par de piscinas para el riego de los campos donde nos podiamos bañar. Ana y yo nos llevamos el bañador, ya que sabiamos que ibamos alli, pero Lucia no se lo habia llevado, al igual que la mayoria de los chicos. Nada mas llegar, el mayor propuso que nos bañaramos todos en pelotas, que a el no le daba corte, y que el que no quisiera, pues que no mirara. El resto de los chicos empezaron a decir que mejor en calzoncillos, pero el insistia, diciendo que no le daba corte, que seria como un secreto entre todos. Para demostrar que no estaba avergonzado, se quito la camiseta y se empezo a desabrochar los zapatos. Mis hermanos se miraban entre si y me miraban a mi, empezando a desnudarse. Al final el mayor se quedo en bolas, luciendo una polla como las de las revistas (o al menos eso me parecio a mi), con cantidad de pelos y de no menos de 12 o 13 cms en reposo. Mis hermanos y los demas chicos estaban en calzoncillos, y Ana y yo en bañador. Lucia se quedo en bragas y camiseta, y corrio hacia una de las piscinas, corriendo todos detrás de ella.

Mientras duraba el baño, pude observar como los calzoncillos de mis amigos y de mis hermanos se transparentaban al mojarse, dejando entrever buenas pollas, sobre todo la de un primo de Ana, que llevaba unos calzoncillos blancos que le marcaban un bulto que para que, con el capullo claramente diferenciado. El mayor estaba encantado, sabedor de que su rabo era el mayor de todos, y Lucia no hacia mas que entrar y salir con las bragas mojadas, de tal forma que se le transparentaba todo el conejo. Cuando salia de la piscina forzaba mucho las piernas, de tal forma que alguna vez pude verle toda la raja al desplazársele las bragas. Varios chicos tampoco perdían detalle, y por los bultos que empezaban a marcar y los comentarios y movimientos que simulaban bajo el agua, no habia lugar a dudas de lo que querian.

El mayor salio y empezo a hacer calimocho, que nos acerco en un vaso y nos fue pasando. Mis hermanos me dijeron que no bebiera, pero el mayor les dijo que yo ya podia elegir por mi misma, a lo que no rechistaron. Tras un rato bebiendo empezamos a salir de la piscina. La borrachera que llevábamos era considerable, y Raul, el mayor, comenzo a tontear a saco con Laura, estando seguro de que ese dia mojaba. Se habia puesto el calzoncillo, pero seguia marcando un buen bulto. Laura nos habia dicho que le habia intentado follar hacia un par de años, pero que no se la habia podido meter.

Al poco tiempo se alejaron juntos, y los demas nos reimos y seguimos bebiendo, ya que imaginábamos que se iban a enrollar. La sorpresa fue cuando al cabo de unos minutos aparecio Raul con los calzoncillos puestos pero con el rabo totalmente empalmado, haciendole aspavientos a mi hermano mas pequeño, que tenia unos 17 años. Como mi hermano no se enteraba, le dijo en voz alta: Laura quiere que vayas. El, temeroso del mayor, se corto y le dijo que para que.. Raul le contesto, sin ningun miramiento por nosotras, que "Laura quiere que te la tires tu, pero después me ha dicho que me deja que se la meta yo". Yo sabia que a Laura le hacia tilín mi hermano, y que se habian enrollado, pero aquello ya era demasiado.....

Mi hermano me miro a mi y a mi hermano mayor, y se levanto pidiendole un condom a Raul, que se lo dio. Se fue hacia donde estaba Lucia, tras unos arbustos. Vimos como se quedaba de pie mirándola y como se echaba la mano al calzoncillo para bajárselo, aganchandose inmediatamente. Raul empezo a decir que no era justo, que el la habia calentado para que ahora mi hermano le metiera el rabo, y que nosotras tendríamos que hacer algo al respecto, de forma amenazadora y agarrandose la polla todavía dura dentro del calzoncillo. Mi hermano mayor estaba tan borracho que casi no se enteraba, y yo tambien estaba muy ciega y muy caliente. Tanto es asi que me levante y me aleje tras unos setos a mear, dejando a Raul con dos palmos de narices en plena bronca.

Me habia quitado totalmente el bañador para mear, y estaba en eso cuando oi unos ruidos detrás mio. Gire la cabeza y vi a Raul, que habia interpretado mi gesto como que queria rollo, con la polla fuera del calzoncillo haciendo como que meaba. En esa postura me habia visto el conejo y el culo desde detrás, y el tio tenia los ojos muy abiertos, como alucinando. Yo sabia que en esa postura nos estaban viendo el resto (a el, a mi no). Yo estaba muy caliente, con el conejo lleno de fluidos como nunca, asi que hice un esfuerzo y segui meando. El tio avanzo un poco y se agacho, bajándose los calzoncillos como mi hermano, de tal manera que yo sabia que todos habian visto como Raul se preparaba para metermela.

Se puso detrás mio en cuclillas, abrazandome por detrás y metiendo su rabo entre mis piernas, sobandolo contra mi conejo desde atrás encima de toda mi meada. Raul empezo a sobarme por todos lados, tirandome hacia delante de la fuerza que tenia, era el doble de grande que yo. Yo puse las manos en el suelo, quedándome "a cuatro patas" y ofreciéndole todos mis agujeros al tio. Se coloco detrás mia, como un perro, y llevo su polla hasta la entrada de mi conejo. Yo se la busque entre mis piernas, ya que era la primera polla que sobaba a gusto, y me parecio inmensa, me parecio que no iba a entrar y empece a decirle que no. El tio reacciono y me dijo que estuviera tranquila, que habia follado a tias mas estrechas que yo y que me gustaria tenerlo dentro. Busco con sus dedos la entrada d ela vagina y puso su rabo alli. Yo me deje hacer, ya que no me estaba haciendo nada de daño, mientras el tio iba metiendo su polla en mi conejito virgen. Cuando habia metido tres o cuatro dedos parecio que ya no entraba mas, pero entonces el tio espero un momento y parecio que el conejo se me abria solo. Fue como si absorviera su polla entera, hasta los huevos, sin hacerme ningun daño. Cuando la metio del tio el tio se apoyo totalmente encima mio, cubriéndome por completo. Casi ni se me veia, hasta que comenzo el mete-saca. Yo notaba que a cada enculada me llenaba por completo, dejándome los labios abiertos cuando la sacaba casi del todo. Estuvimos asi unos minutos, hasta que me dio dos enculadas enormes, que me hicieron daño, y se corrio dentro, empujando para que no se saliera nada. Cuando me saco el rabo le dije que esperase y me lo quede mirando. Parecia mentira que me hubiera metido todo aquello dentro, y hasta los huevos. Yo tenia el conejo dilatado y lleno de jugos mios y suyos. Yo me puse el bañador y el sus calzoncillos, aunque todo el mundo sabia lo que habia pasado.

La suerte fue que mi hermano pequeño todavía seguia tirandose a Lucia, y que el mayor estaba tan borracho que no se enteraba de nada. La fiesta siguió luego, pero eso es otra historia

HISTORIAS DE VIDA (REALES)


ACA LES BRINDO UNA NUEVA SECCION A LA CUAL LLAMARE HISTORIAS DE VIDA, ESTAS HISTORIAS SON NARRADAS POR SUS PROPIOS PROTAGONISTAS DONDE SE DARAN CUENTA QUE EN ESTE MUNDO QUE VIVIMOS SE ENCUENTRA GENTE PARA TODO, ACA ENCONTRARAN HISTORIAS DE: SEXO, TERROR, POLICIALES, PARNORMALES,ETC, ETC, ESPERO SEPAN DISFRUTARLAS Y COMENTEN SOBRE ELLAS.

CADA DIA TENDRAN UNA HISTORIA DIFERENTE PARA QUE PUEDAN LEER, ANALIZAR Y COMENTAR; SEPAN DISCULPAR LAS FALTAS DE ORTOGRAFIA, CADA TEXTO ES UNA COPIA DEL ORIGINAL SIN MODIFICACION ALGUNA, GRACIAS

DESVIRGADA POR MI PERRO:

La zoofilia la inicie desde muy joven, apenas hube entrado en la pubertad. Después de mi primera menstruación a los once años, mi deseo sexual comenzó a brotar como agua de manantial.

Me llamo Karen y hoy tengo veinticinco años. Soy soltera, sin pareja y vivo en un apartamento con mi fiel mascota: un perro pastor alemán de nombre Belfort. Tiene cinco años y desde que alcanzó la madurez casi todas las noches me llena de placer y mucha pija. Pero me interesa contarles como empecé con esta actividad sexual llamada zoofilia.

Les contaba que cuando tenía once años me inicie como mujer. En casa de mis padres, vivía con ellos y mi hermano dos años mayor Julio. Un día descubrí entre las cosas de Julio, una revista pornográfica, de esas que suelen tener a escondidas los adolescentes de esa edad. Me enloquecí viendo escenas que jamás me hubiera imaginado a esa edad. Bellas mujeres fornicando con hombres de grandes vergas e incluso en orgías enormes de varias personas en múltiples penetraciones. Tomé esa revista prestada y fuí al baño. Mi manito se fue a mi conchita, con algún pendejito que estaba creciendo, y descubrí la masturbación frotando mi clítoris y labios vaginales. Incluso llegué a penetrar algún dedo, pero no alcancé a romper mi himen. A partir de ese día me dediqué, cuando podía, a hurtar prestada alguna revista de sexo que mi hermano escondía de nosotros en casa, y mis pajas se hicieron prácticamente diarias. Un día conseguí una revista que era muy diferente a las demás. Esta se trataba de mujeres con animales. Pude observar boquiabierta como bellas hembras eran penetradas como perras por hermosos perros bien pijudos. Nunca imaginé que las revistas de relajo llegaran a tanto. Toda la revista trataba de esa temática, mujeres cogiendo con perros, burros, caballos, cerdos e incluso se metían serpientes en la concha y el culo.

Mi morbo se sobreexcitó y las pajas con esa revista eran de puta madre. A partir de ese día, empecé a mirar distinto al perro que teníamos en la casa, Nerón, un dálmata de dos años, que papá compró en la veterinaria de la ciudad. Cuando podía a escondidas, me acercaba a Nerón, lo observada detenidamente, sobretodo su verga, y me parecía imposible como los perros tienen una pija como las que ví en las revistas y la de Nerón, esta chiquita y en su forro natural. La verdad que a mis once años, mi confusión sexual era total. Un día mis papás llevaron a Julio mi hermano hasta una colonia de vacaciones, a varios kilómetros donde vivíamos. Mi mamá me preguntó si quería ir, pero como hacía un calor impresionante, desistí de hacerlo y le pedí si podía quedarme en casa. La convencí que era casi una señorita y que podía quedarme sola en la casa. El viaje de mis padres demandaría unas seis horas ida y vuelta, así que con el beneplácito de mis padres me quedé en casa solita. Partieron a eso de las nueve de la mañana, y a esa hora me levanté porque el calor ya se hacía sentir. Desayuné como de costumbre, ordené mi dormitorio y me pusé a ver televisión. Al rato me aburrí, y como no tenía nada que hacer, me acordé de las revistas que mi hermano siempre escondía. Fuí a su habitación, pero el muy ladino no me dejó ninguna: evidentemente se las llevó a la colonia de vacaciones. Con una bronca bárbara, salí a hacer un mandado al supermercado a la vuelta de casa. Cuando iba pude ver atónita a un perro cogiendosé a la perra de la vecina. El animalito la penetraba violentamente, y la perra que seguro estaba en celo se quedó quietita, mientras el macho le metía una tranca respetable en la concha de la perrita. No podía quedarme viendo como una tarada como los perros cogían, seguí al supermercado y cuando regreso, me encuentro que los perros que antes estaban cogiendo, se quedaron pegados culo con culo. La verdad no entendía nada y era la primera vez que veía algo así. Miré un ratito, confundida, cuando sale la vecina con un balde a agua, puteando porque le cogieron la perra. ¡Perra puta de mierda!- gritó mi vecina, al momento que volcaba violentamente agua sobre los animales, que forzaban por separase y lo que hacían era solo arrastarse uno al otro y llorisquear. ¿Qué pasa doña Norma?- pregunté inocentemente. ¡Es que se me alborotó la "Canela" (era el nombre de la perra) y este cuzco callejero desgraciado me la va a preñar!. ¿Porqué quedaron así?- volví a preguntar inocentemente. ¡Ah , eres muy chiquita para estas cosas!- me respondió la vecina, ¡pero esto se llama abotonamiento! - agregó inmediatamente. ¿Es para siempre?- nuevamente pregunté como niña inocente que era. ¡No mi hija, sólo dura un rato! ¡Lo que pasa es que con el agua los despegaré más rápido!- me respondió Norma. ¡Ve a tu casa niña, que hace un calor muy alto para que te quedes mirándo a estas bestias!- me sugirió imperativamente. Regresé a casa, pero no de la misma forma que había partido. Corrí al baño, me desnudé y empecé a hacerme una paja de aquellas. En mis delirios de sexo y masturbación, me imaginaba a los perros fornicando. Recordé la revista que había visto hacía unos días, y me imaginé como podía ser yo la que estuviera siendo cogida como una perra. No dudé un instante más y fuí a buscar a Nerón. Lo metí en la sala, y la bestia me movía la cola. Lo acaricié, me agaché y tomé su peludo capullo con mis manitas. Podía notar la firmeza de su miembro, y las caricias que le propinaba lo ponían más duro aún. Lo empecé a pajear y este comenzó a hacer los movimientos del coito animal, al tiempo que asomaba paulatinamente su verga, roja, gruesa, nervuda y chorreando líquidos y orines. Salió todo esa tranca de su forro, y acerqué mi cara para oler esa pija, la primera que tocaba en mi vida. Su olor era fuerte, pero no desagradable, y un impulso me hizo estirar la lengua y probar los líquidos que manaba. Era de sabor salado, y proseguí con esa tarea, introduciéndome la verga del perro en mi boquita. Empecé a chuparle la pija a Nerón, como lo había visto en las revistas. Chupe y chupe esa verga, al tiempo que el perro me lamía la espalda con su lengua áspera. De pronto su tranca estaba enorme y pulsante y chorro de leche se metió profundo en mi garganta. Estaba loca de sexo, era la niña perra más caliente del mundo. Saborié todos esos jugos que la pija del perro manaban. Cuando lo dejé de lamer y chupar, su polla medía como quince centímetros de largo, gruesa como una salchicha, y al fondo contra su forro, una pelota de carne, del tamaño de una mandarina. Los jadeos del animal eran indescriptibles. Me tiré en el suelo, desnudita, con mi concha de poquísimos vellos, mis tetitas en formación como diminutos volcanes, a los cuales los masajeaba con mis manitas. Abrí mis piernas, flexioné mis rodillas y permití que Nerón me pasara la lengua por toda mi raja. ¡Ah, que placer!. Su lengua lamía mis jugos, los primeros que un macho me los sacaba (aunque fuera un perro), lamía y lamía y tuve un orgasmo tras otro. De pronto no resistí más. Me puse en cuatro patas como la perra de la vecina. Nerón lamía mi concha de detrás, empujé contra él, tratando de colocarme entre sus patas delanteras. Se ve que entendió lo que yo quería y también era lo que él quería. Me montó como lo hacen los perros. Sus patas delanteras se afirmaron a mi cintura, al tiempo que sentía como con su badajo, firme y asomando la punta del capullón trataba de ensartarme torpemente. No podía ponermela, no lograba que me penetrara, así que flexioné mi codo izquierdo, me apoyé sobre el, al tiempo que con mi mano derecha, tomé su verga y la apunté a mi concha. Cuando la puntita me calzó dentro lo solté y me apoyé en mis cuatro extremidades. Ahí si que se me vino el mundo abajo. Me penetró tan violentamente, que fue imposible no gritar: ¡Ayyyyyyyyy, ayyyyyyyyy, ayyyyyyyyy!- grité llorando casi. La verdad que en ese instante me llegó el arrepentimiento por lo que estaba haciendo. Me estaba entregando por primera vez al sexo con el perro de mi casa. Era la primer pija que entraba en mi virginal orificio. Nerón me estaba haciendo mujer (o perra desde su punto de vista). El dolor era muy fuerte, pero poco a poco, ese dolor pasó a ser placer, agradable placer sexual. Gozaba como una perra, sitiendo cada centímetro de la verga canina de Nerón. Su tranca deslizandose en mi canal vaginal, al tiempo que mi concha estaba toda mojada. Mis jugos y los jugos del perro se mezclaban como fluídos para lubricar la penetración. Sentí líquidos correr por dentro de mis muslos, agacho mi cabeza y me asusto: era sangre. Traté de safarme, pero era imposible, pues Nerón me tenía bien sujeta. El animal no permitiría que su hembra se le escapase y aumento aún más sus embates, tratando de meter toda su pija dentro de la virginal concha de su mujer-perra. Empujó y empujó, y sentí que tenía toda la pija del perro dentro de mi conchita de niña. De pronto aceleró a toda potencia sus movimientos coitales, golpeando sus caderas contra mi trasero, metiendose en lo profundo de mi ser. El perro alcanzó un orgasmo bestial, al momento que yo también acababa, empujando mi culo contra su miembro, queriendo que toda esa verga canina se quedará dentro de mí. Nerón estaba acabando dentro mío, sentí el esperma del perro, caliente, lechoso, metiéndosé en mi inmaculado útero. El perro jadeaba sobre mi espalda, goteando saliva en ella, llorisqueando de placer. Yo rendida de tamaña cogida, con el perro encima mío, unidos por nuestros sexos. Nerón trató de salir de mi pero no pudo: me había metido la bola que se le forma en la pija en lo profundo de mi concha. Tiró y sentí que me dolía. Palpé con mi mano que sucedía. Los labios de mi maltrecha y sanguinolienta vagina no permitía el paso de tremenda bola. Ahí recordé lo que había visto con la perra de mi vecina: había quedado abotonada con Nerón. Este siguió unos minutos, con su verga incrustada en mi sexo,vertiendo despacito semen de perro, tratando de fertilizar a su perra, siguiendo sus instintos, tratando de perpetuar su especie en la primera hembra que se le ofreciera: su niña dueña. Al ratito, mientras jadeabamos de gozo, Nerón se bajó de mí, y cruzando su pata trasera izquierda por sobre mis nalguitas, se quedó culo cono culo, unidos por su pija enorme, anclados por su bola y mis pequeños labios vaginales. Podía sentir como su verga palpitaba en mi interior, vertiendo en cada pulsación un chorro más de su fértil semen. Ahí me encontraba yo, abotonada al perro de la casa, entregando mi virginidad a Nerón. La confusión era máxima: una hembra humana, virgen, cogida y abotonada a su perro, entregandose al sexo en la forma más primitiva y salvaje. Traté de colaborar para salir de esa situación, tirando de Nerón, queriendo que su descomunal bola traspasará mis labios vaginales. No se podía, estabamos bien enganchados. Pensé que bueno sería que mi vecina nos echará un balde de agua encima, ayudando que nos desengancháramos. No había remedio, había que esperar que Nerón culminará con su faena fertilizadora, que todo el semen de sus huevos se derramarán dentro de mi vagina. A los minutos pude sentir que su pija comenzaba a deshincharse paulatinamente, y su vertimiento de semen estaba terminando. El perro, comenzó a tirar, queriendo sacar su verga del interior de mi conchita. Colaboré tirando en forma opuesta, y una sensación de vacío fue llegando a mi conducto vaginal. Su verga se estaba deslizando en mi interior, y su bola, no sin esfuerzo, pudo traspasar la trampa de mis labios. Un extraño ruido, como si fuera una sopapa, casi sordo, se escuchó cuando toda su polla desocupó mi concha. Nos habíamos desenganchados. La pija de Nerón lucía monstruosa, grande, nervuda, goteando fluídos, los de él y los míos, los de su hembra de turno, ensuciando de semen y sangre de mi virginidad el suelo de la sala. Yo me quedé quietita, en cuatro patas, apoyando la cabeza contra el suelo, cerrando mis ojos, disfrutando de tal sesión de sexo, mi primer cogida, una cogida animal, la de Nerón la de mi propio perro de la casa. Nerón se echó a mi lado, lamiendo su polla, acariciándola con su lengua. Me tiré sobre el piso, desnuda, sin virginidad, habiendomé entregado al perro, llena de semen perruno en mi entrañas. Me acaricié, masajié mis pequeños senos, y Nerón agradeciendomé lamía los restos de su corrida sobre mi concha. Me levanté, saqué a Nerón fuera de la casa, y fuí al baño a ducharme. Salí del baño, me acosté en mi cama a descansar de tal tamaño de pija. Me despertó la llegada de mis padres. Ya habían pasado seis horas desde que se habían ido. Mamá me preguntó como me había portado. Yo le dije que bien, pero nadie sabe, solamente ustedes ahora, que ese día, Nerón, el perro de la casa, había desvirgado a la niña de la casa. Esta es la historia de mi inicio en la sexualidad y en la zoofilia. Desde ese día, cada vez que podía, me entregaba a largas y animales sesiones de sexo con Nerón, mi perro bien pijudo y llenando de leche mi concha. Otro día les contaré mis aventuras sexuales, que son varias, como por ejemplo, cuando un perro doberman me rompió el culo, la vez que soñé que había quedado preñada de mi perro, la orgía con una amiga embarazada y su perro policía, o cuando en una orgía con unos amigos, me cogieron cuatro tipos y culminaron conmigo encerrandomé con cinco perros en celo, que me penetraron todos los orificios de mi ser.

HISTORIAS DE VIDA (REALES)


ACA LES BRINDO UNA NUEVA SECCION A LA CUAL LLAMARE HISTORIAS DE VIDA, ESTAS HISTORIAS SON NARRADAS POR SUS PROPIOS PROTAGONISTAS DONDE SE DARAN CUENTA QUE EN ESTE MUNDO QUE VIVIMOS SE ENCUENTRA GENTE PARA TODO, ACA ENCONTRARAN HISTORIAS DE: SEXO, TERROR, POLICIALES, PARNORMALES,ETC, ETC, ESPERO SEPAN DISFRUTARLAS Y COMENTEN SOBRE ELLAS.

CADA DIA TENDRAN UNA HISTORIA DIFERENTE PARA QUE PUEDAN LEER, ANALIZAR Y COMENTAR; SEPAN DISCULPAR LAS FALTAS DE ORTOGRAFIA, CADA TEXTO ES UNA COPIA DEL ORIGINAL SIN MODIFICACION ALGUNA, GRACIAS.

MI PRIMERA VEZ: Solo deseaba que me haga el amor...

Se acercaba el verano y mis padres querían irse de vacaciones de verano a Punta Cana, yo teniendo mis amigos en Rosario rechace su invitación completamente. No me podía perder el verano…y menos sabiendo que a Fernando se quedaría a pasar las vacaciones en Rosario. El era el chico mas lindo de todos, era dulce comprensivo, era todo lo que una muchacha quiere para ella…pero era un amor imposible para mí ya que yo tenía 12 años y el 18. Era obvio que el tenia su cabeza en chicas mas grandes que yo…eso me hacia poner muy triste, la verdad era guapísimo y me calentaba mucho pensar todas las cosas que me podría llegar a hacer en una noche de locura....

Mis padres habían dicho que yo me debía quedar con mi Tía Poro pero, como yo no tenia mucha confianza con ella era la excusa perfecta para decirle si no me podía ir a pasar el resto de las vacaciones con Mónica la madre de Fer.

Al llegar a la casa de Moni lo primero que hice es fijarme en la habitación de los chicos…y ahí estaba acostado escuchando música…fueron minutos en los que me derretía, necesita estar en contacto con su piel tenia todas mis hormonas a full!!

Pero el solo lo que hizo fue decirme "Hola Chiki, Como Andas? Su forma de hablar tan sensual me calentaba aun más pero el "CHIKI" me había desilusionado un poco.

Los primeros días en la casa estuvieron buenísimos, el me trataba muy bien y mi Tía (la llamo así porque ya me adopto como su sobrina) me dejaba hacer lo que querías ya que era la nena mimada de ella…Yo con el me sentía como si estuviera hablando con su hnita mas chikita pero a su vez las miradas iban y venían por parte de los dos…yo tenia la duda si me trataba como una Hermanita o le gustaba… Nunca podía estar a solas con el, a la noche siempre salía con sus amigos y siempre traía alguna de esas gatas que se consiguen por ahí y de DIA el Tb. salía y yo por supuesto que Tb.…

Una de esas noches de suerte el se sentía un poco mal y mi tía salía con sus amigas. Ella me pidió si no me podía quedar con el y con mucho gusto acepte…

Verlo dormido y sin remera me hacia fantasear mucho hasta que ya no aguantaba mas y me fui al baño a masturbarme...estaba tan excitada que mis gritos lo despertaron y sin darme cuenta se quedo mirando un largo rato…cuando termine lo vi parado en la puerta y me dijo "Oye chiki parece que estas hecha toda una putita, tu forma de gemir calienta mucho sabias", me había dado mucha vergüenza que el me viera pero, Tb. le demostré que no era tan chiki como el decía…era el momento justo para decirle todo y lo primero que me salio fue "Hace el amor y rómpeme toda", El comenzó a reírse y agrandándose dijo "Eres muy chikita para estar pidiéndome eso", yo enfurecida y muy caliente le respondí "No soy chikita para nada, quieres probar?", no se podía negar a mi invitación, estaba con un short muy cortito y en malla, la verdad que para mi edad todos decían que tenia muy buen cuerpo (medidas 87 – 58 – 92). Así que la acepto y puso un par de condiciones una de ellas es que no queria llorisqueadas y que los gritos solo podían ser de placer. Yo estaba muy asustada mi excitación me había llevado a decir muchas locuras pero ya no podía hacerme atrás así que comenzamos con lo de siempre….el comenzó a besarme muy apasionadamente, me desprendió la maya y comenzó a masturbarme los pechos y a morder mis pezones a esa altura ya estaba por los cielos y solo era el comienzo…estábamos en el baño la verdad el lavatorio no era uno de los mejores lugares pero eso era lo de menos…yo no me quedaba atrás le saque su short y dejándolo en slip, cuando vi semejante "herramienta" y que ya estaba erecta me asuste un poco, mi conchita era demasiado chica y supuse que me dolería. Mi conchita comenzó a mojarse y fui ahí cuando comenzó a besarla y meter la lengua gasta lo que mas podía fue ahí cuando tuve mi primer orgasmos. Le pedía a gritos que me dejara, pero no lo hizo…

Ya lubricado mí agujerito metió su verga gigante de un solo golpe...

Yo gritaba como una loca….

-Fer por favor soltame..Me estas destrozando

Ay ayy ayyyy…lo que sentía era muy raro, había una mezcla de dolor y de satisfacción a la vez…el no me soltaba ni un segundo y yo seguí gritando cada vez mas… No paro hasta venirse en mi…ahí fue cuando tuve mi segundo orgasmos, eso me éxito mucho…

Luego de un rato ya no me dolía mas y el mete y saca se hizo cada vez mas pronunciado…hasta que le dije que me diera por atrás, agarro un pote de crema, comenzó a meterme los dedos eso me molestaba un poco pero ya había sido mucho lo que me quejaba, así que decidí callarme…luego de dilatarme el orto introdujo la cabeza muy lentamente lo cual me hizo chillar un poco y en el segundo intento la metió enterita hasta que sus huevos hagan tope con mi culo… ahora ya estaba completa tenia todo lastimado en el piso se veían mas manchas de sangre y el semen que se mezclaba…. Comenzó otra vez con el mete y saca pero esta vez se notaba que estaba muy excitado, lo hacia muy violento y rápido eso hizo que me ano sangre demasiado…

Después de un largo rato de mete, nos duchamos juntos y lo volvimos hacer 5 veces mas…

Rápido nos cambiamos y cada uno fue a su cuarto, esa noche había sido sensacional nunca me había sentido tan mujer… Luego de esta experiencia nos seguimos viendo unos días mas…ya estaba muy acostumbrada a su verga y solo los gritos eran de placer…

HUELLAS QUE DUELEN POR AMOR...

En un día caluroso de verano en el sur de la Florida un niño decidió ir a nadar en la laguna detrás de su casa. Salió corriendo por la puerta trasera, se tiró en el agua y nadaba feliz. No se daba cuenta de que un cocodrilo se le acercaba..

Su mamá desde la casa miraba por la ventana, y vió con horror lo que sucedía. Enseguida corrió hacia su hijo gritándole lo más fuerte que podía.

Oyéndole, el niño se alarmó y miró nadando hacia su mamá. Pero fue demasiado tarde.

Desde el muelle la mamá agarró al niño por sus brazos justo cuando el caimán le agarraba sus piernitas. La mujer jalaba determinada, con toda la fuerza de su corazón. El cocodrilo era más fuerte, pero la mamá era mucho más apasionada y su amor no la abandonaba.

Un señor que escuchó los gritos se apresuró hacia el lugar con una pistola y mató al cocodrilo. El niño sobrevivió y, aunque sus piernas sufrieron bastante, aún pudo llegar a caminar.

Cuando salió del trauma, un periodista le preguntó al niño si le quería enseñar las cicatrices de sus pies. El niño levantó la colcha y se las mostró. Pero entonces, con gran orgullo se remango las mangas y señalando hacia, las cicatrices en sus brazos le dijo: "Pero las que usted debe ver son estas".

Eran las marcas de las uñas de su mamá que habían presionado con fuerza.

"Las tengo porque mamá no me soltó y me salvó la vida".

HISTORIAS DE VIDA (REALES)


ACA LES BRINDO UNA NUEVA SECCION A LA CUAL LLAMARE HISTORIAS DE VIDA, ESTAS HISTORIAS SON NARRADAS POR SUS PROPIOS PROTAGONISTAS DONDE SE DARAN CUENTA QUE EN ESTE MUNDO QUE VIVIMOS SE ENCUENTRA GENTE PARA TODO, ACA ENCONTRARAN HISTORIAS DE: SEXO, TERROR, POLICIALES, PARNORMALES,ETC, ETC, ESPERO SEPAN DISFRUTARLAS Y COMENTEN SOBRE ELLAS.

CADA DIA TENDRAN UNA HISTORIA DIFERENTE PARA QUE PUEDAN LEER, ANALIZAR Y COMENTAR; SEPAN DISCULPAR LAS FALTAS DE ORTOGRAFIA, CADA TEXTO ES UNA COPIA DEL ORIGINAL SIN MODIFICACION ALGUNA, GRACIAS.

UN MILAGRO LLAMADO NICOLAS...

Mi nombre es Sandra Milena Pareja Roman, tengo 28 años, nacionalidad colombiana, vivo en la ciudad de Cartagena. a principios del año 1999, recibí el regalo mas hermoso del mundo, supe que iba a ser madre.. mi alegría fue inmensa, desde ese día comprendí la tarea importante que iba ser en esta vida y el reto tan grande que tenia de frente, el 24 de septiembre del mismo año nació mi hijo Nicolás Enrique, a las horas de nacido y que me embargaba la felicidad de ser madre, recibí la desagradable noticia de que mi bebé presentaba una ictericia aguda que no se podría predecir si sobreviviría a la misma o a el tratamiento a emplearse en este caso, cuando supe esto solo dije: "Dios mío tu me lo diste, no me lo puedes quitar tan pronto, déjame demostrarte que seré la mejor mamá del mundo" y me aferré muchisimo a Dios.

Al paso de los días Nicolás fue mejorando y mejorando cada vez más y por fin me sentí mamá de veras, a los seis meses de nacido noté que Nicolás no me escuchaba ni reaccionaba a ningún sonido, de inmediato lo llevé con su pediatra y me sugirió hacerle un examen de potenciales auditivos evocados allí descubrimos que Nicolás padecía de hipoacusia neurosensorial profunda bilateral, o sea era sordo..., a pesar de tan triste noticia le di gracias a dios por dejarlo vivir y le prometí a mi hijo que juntos saldríamos adelante, y superaríamos todos los obstáculos que el camino nos colocase, así fue empece un vía crucis de opciones y la mas importante para mi fue decidir mejorarle al máximo la calidad de vida a Nicolás costara lo que costara... me informaron sobre Implantes cocleares y después de 2 año y más se le realizó la cirugía, hoy Nicolás tiene casi cuatro añitos está feliz con su implante y todos los que lo amamos también, hoy en día cada vez que Nicolás me dice "Mami" para mi es un milagro, y aun mas sabiendo que Nicolás tiene un léxico de mas de 50 palabras, baila, ríe y me hace sentir la mejor mamá del mundo, ese es mi milagro, Nicolás y quise compartirlo con todos.

HISTORIAS DE VIDA (REALES)


ACA LES BRINDO UNA NUEVA SECCION A LA CUAL LLAMARE HISTORIAS DE VIDA, ESTAS HISTORIAS SON NARRADAS POR SUS PROPIOS PROTAGONISTAS DONDE SE DARAN CUENTA QUE EN ESTE MUNDO QUE VIVIMOS SE ENCUENTRA GENTE PARA TODO, ACA ENCONTRARAN HISTORIAS DE: SEXO, TERROR, POLICIALES, PARNORMALES,ETC, ETC, ESPERO SEPAN DISFRUTARLAS Y COMENTEN SOBRE ELLAS.

CADA DIA TENDRAN UNA HISTORIA DIFERENTE PARA QUE PUEDAN LEER, ANALIZAR Y COMENTAR; SEPAN DISCULPAR LAS FALTAS DE ORTOGRAFIA, CADA TEXTO ES UNA COPIA DEL ORIGINAL SIN MODIFICACION ALGUNA, GRACIAS.

UN TRIO DE HERMANOS:

Esta historia fue real y me paso cuando después de cumplir 14 años,
me hice adicto a la masturbación. Tengo dos hermanas; en esa época,
ellas tenían 11 y 13 años, siempre jugábamos juntos,
y estábamos acostumbrados al juego brusco de manos, empujones y
ese tipo de cosas.Siempre me estaban persiguiendo para jugar y molestarme
cuando quería estar solo, me encerraba en mi habitación
dispuesto a hacerme una regia paja y enseguida venían las dos y
se me tiraban encima y me hacían cosquillas , me mordían
, se me montaban encima.Acostumbrado a pajearme 3 o 4 veces por día,
hubo una semana que estaban especialmente pesadas, y durante 3 días
no pude hacerlo, ni siquiera en mi habitación solo cuando dormía
ya que ese fin de semana nos había visitado mi tío, y durmió
en mi habitación. Espere con gran agrado que se fuera por fin a
su casa. Apenas se despidió de nosotros, nuestros padres lo acompañaron
a la terminal de micros.

Esa era mi oportunidad, estaba más que desesperado , necesitaba
urgente hacerme una buena paja.Y así fue, apenas se fueron, cerré
la puerta de mi habitación y saque una revista de sexo, apenas
vi las fotos mi pene se endureció muy rápido, y decidí
hacérmela más despacio que de costumbre, quería hacerme
desear y tomar esa paja como especial, estaba en eso, me tape con las
sabanas y boca arriba le daba a mi pene lo que tanto necesitaba... acción,
y de repente entró mi hermana la más chica, que a pesar
de serlo, parecía la más despierta de las dos, lo único
que atiné fue a tratar de esconder la revista atrás de la
cama, pero se dio cuenta que ocultaba algo, ya no solamente algo que ella
no tenía que ver, sino, que mi pene sobresalía de las sabanas,
y se notaba mucho.¿Qué estabas haciendo?... Nada , nada....vete
quieres!!!...Intentando ver que escondía se tiro encima restregando
todo su cuerpo por mi pene, y lo que parecía increíble , en la boca, hasta que sola se lo metió todo, palmo a palmo hasta
el tronco en su boca, mientras que con su mano me acariciaba los huevos,
yo gemía de placer, me estaba enloqueciendo y eso a ella parecía
calentarle su pequeña conchita, le tome una de sus manitos se la
lleve al tronco del nabo y empezé a marcarle el movimiento que
tenía que seguir, ella nunca dejaba de chuparlo, entonces con una
mano acaricia los huevos, con la otra me pajeaba y con su boca hacía
lo demás, podía sentir sus dientes subir y bajar, al llegar
arriba de mi pija me lo trabajaba con la lengua, dibujando en la cabeza
brillosa círculos con su lenguita rosa y caliente, mi respiración
comenzó a cambiar de ritmo y esas sensaciones que tanto había
extrañado por tres días habían vuelto, sabía
que estaba a punto de acabar como nunca lo había hecho, y moría
por hacerlo dentro de su boquita, ya que si estaba siendo su primer pene
me pareció lo mejor que sea completo y le dije que se trague lo
que iba a salir ahora del pene, que por nada del mundo se lo saque de
la boca, que ese liquido era rico y que si no lo tragaba hasta la última
gota se lo iba a contar a nuestros padres, jajajaja....¡¡por
supuesto que nunca lo iba a hacer!!, ella movió la cabeza sin poder
contestar, claro que lo tenia en su boca, y sentí que desde adentro
de mi vientre torrentes de leche se preparaba para salir, la agarre la
cabeza, y comenzé a acabarle en la boca, cerró un poco los
ojos como dándole impresión pero nunca dejó de tragar
toda mi leche, me daba cuenta por los movimientos de su garganta, yo gritaba
de placer, y ella me miraba, de repente se la saco de su boca haciendo
fuerza con sus labios para que no quede nada dentro, le paso su lengua
por la cabeza, por costados, se la embullo de nuevo hasta adentro y al
sacarla me dijo: Ya esta, no sale nada más!!!....Que rico que es!!!.

-¿Qué es esta cosa?.-Entre gemidos, y tomándome unos
segundos para contestarle le dije que eso solo salía de algunos
hombres y que hacia bien para las mujeres.-Me miro con una sonrisa picarona
y hizo como que me creía, se limpio la boca, se levanto y se fue
así como así, yo me tape de inmediato, y tome conciencia
de lo que recién había ocurrido, no lo podía creer,
pero el placer de sentir eso por primera vez en mi vida, ya que era totalmente
virgen, fue como un sueño, pero me dije que después de todo
ella lo había buscado y que no se lo iba a decir a nuestros padres
y que después de todo me esperaban grandes momentos de placer junto
a mi hermanita de 11 años, que por cierto se llama Cecilia.Llego
la noche y la hora de comer, me senté a la mesa muy nervioso, ya
que después del incidente no nos habíamos cruzado con Cecilia.Pensé
que iba a guardar el secreto, pero estuve equivocado, y a pesar del miedo
que eso me dio en ese momento con el tiempo lo iba a agradecer como nunca.
Por las miradas, rizas, y indirectas me di cuenta de inmediato que se
lo había dicho a Analía , mi otra hermana de 13 años,
estuvieron molestando en toda la cena, diciendo que como les hubiera gustado
comer salchicha en la cena, mi madre les repetía una y otra vez
, que mañana se las cocinaría pero que no molesten mas y
que se callen, pero no podían parar.Recuerdo como si fueran hoy
las palabras de mi madre: Bueno ahora con su padre nos vamos a dar una
vuelta, mejor que se porten bien, sobre todo ustedes que estuvieron bien
molestas en la cena.Ahí, un frío recorrió todo mi
cuerpo, ya me la venía venir, y eso me produjo una erección
en plena sobremesa, estaba seguro que esa noche iba a ser más especial
que la tarde que terminaba de morir.Me fui a mi habitación y me
acosté totalmente desnudo, me tape con las sabanas, recuerdo que
estaba muy ansioso, pero muy excitado también, ni bien escuché
la puerta de la calle cerrarse, se abrió la mía y aparecieron
mis dos hermanas riéndose, les dije que querían, y solo
se reían, les dije si querían verme desnudo mientras me destapaba; jajaja recuerdo la carita de Analia, apenas vio mi pene erecto
le dijo a Cecilia: Tenias razon, parece una salchicha!!!.- Ya totalmente
desinhibido, comenzé a darle movimiento a mi verga , CECI la miraba
a Analía y se dio cuenta que tenía que mostrarle todo lo
que ya la había contado antes y le dijo que no tenga vergüenza
que le iba a gustar mucho fue cuando les dije si querían chuparlo
en ese momento Cecilia se acerco, me lo agarro del tronco, y mirándola
a Analía, le pidió que se acerque, la hizo sentar del otro
lado de la cama, y le dijo que se lo metiera en la boca como si fuera
un helado de palito, a lo cual mi hermana más grande abrió
la boca y muy lentamente se fue metiendo cm a cm mi pija que estaba ya
por ese entonces como un fierro, mientras ella lo chupaba, Cecilia la
empujaba de la nuca sin dejar de pajearme con su pequeña manito,
ella se agacho y empezó a pasar la lengua por los costados del
pene, Analía al ver eso la copiaba, se lo sacaba de la boca y le
daba con su lengua rosa por todo el otro costado momento en el cual Cecilia
se lo metía ella , estuvieron así un buen rato, yo gemía
y gemía de placer, ver a mis dos hermanas chuparme al mismo tiempo
el pene, llegar las dos a la punta y pasarse las lenguas por encimas de
la cabeza del choto, me volvió loco , les empezé a suplicar
que estaba a punto de acabar y que se la traguen toda, la que tomó
la iniciativa fue Cecila quien de inmediato abrió la boca y al
pajearme con una exactitud llamativa logró que vaya todos y cada
unos de mis chorros de leche en su boca, al terminar cerró la boca,
la puso boca abajo a Analía, le abrió la boca con los dedos
y comenzó a largar en forma muy lenta toda mi leche de su boca
a la de Analía, quien parecía que quería apurar la
llegada del liquido moviendo la lengua para los costados, se besaron,
se pasaron las lenguas y al terminar de tragar toda mi saliva, nos empezamos
a reir.A partir de ese momento hemos pasado experiencias sexuales soberbias,que ya pasaré a contarles en otro momento, y disculpen que me vaya
pero es que al recordar esto estoy muy excitado y ya voy a buscar a mis
hermanas para cojerlas.

A partir de la experiencia que he contado antes, mi vida cambio radicalmente,
en términos sexuales, claro.-

Después de ese día, era muy común vernos teniendo
sexo entre los tres, yo con cualquiera de ellas ó a ellas dos.-
Recuerdo como si fuera hoy una tarde....

Llegaba del profesor particular, abrí la puerta y me encontré
con ese silencio que me hacía pensar que estaba solo en casa, después
de tirar los libros y comenzar a prepararme la merienda, escuche una risa
y un shhhhhh, mi reacción fue preguntar:¿CECI.....Analia
son ustedes?, ¡¡Vení!!, contestaron y así fue
que me dirigí hasta su habitación y me las encontré
totalmente desnudas, Analia estaba boca arriba acostada en la cama y Cecilia,(la
más chica pero la más putita de las dos), de costado sobre
ella tocándole las tetitas y frotándole su pierna sobre
la de ella, CECI se incorpó de repente y me dijo que querían
hacer un juego, el juego era hacer tal cual paso a paso lo que hacen en
una escena de una película porno que tenía escondida en
mi placard, ja las muy guachas la habían estado viendo y ya sabían
cual escena hacer, yo tambien (la conocía de memoria).-

Fuimos a mi pieza, colocamos la película en la video y la escena
empezaba que entraba el jardinero a la casa de la dueña de casa
y la encontraba con una mina besándose y metiendose los dedos,
hice de jardinero, entre a mi pieza y hay las vi, se besaban mostrando
las lenguitas al aire, haciendo circulitos mientras CECI le llevaba la
mano de Ana a su conchita y esta la calzaba bien de abajo casi levantándola
por el aire; la escena continuaba que el jardinero se hacía el
sorprendido, pedía perdón y la dueña de casa,(Cecilia
en nuestro caso), le decía que se calle y se una a la fiesta o
lo rajaba a la mierda; se pueden imaginar que yo estaba muy muy muyyyyy
caliente, me tenía que tirar en medio de las dos y la dueña
de la le ordenaba a su compañera que lo desvista y le muestra como
chupaba una pija,(teniamos que parar varias veces y retroceder la película
porque nos tentábamos mucho); Analía me sacó los
pantanlocitos cortos me pejeo unos segundos con esas manitos chiquitas
y empezó a chuparme la pija, que ya estaba toda babosa, lo tenía
que hacer muy despacio tal cual la peli, y le hacía a la perfección,
sentía el calor de su boquita por toda la verga, mi corazon no
dejaba de latirme muy rápido me sentía a pleno, Analía
me dio un beso de lengua, y después se fue adonde Ana hacía
su labor y y le tomo la cabeza a ella y le marcaba los movimientos desde
la nuca de Ana mientras me miraba y me guiñaba el ojo y le tenía
que decir que no sea golosa y que comparta esa pija, y me vi de nuevo
en la situación anterior las dos, mis dos hermanas de 11 y 13 años,
dándome una estupenda mamada de pene, se tocaban las lenguas, me
la mordian de costado, subían y bajaban con sus lenguas, empezaron
a jugar que se la tenian que meter una vez cada una dentro de su boca
sin tocarla con las manos, asi que después de entrar una vez en
la boca de cualquiera de ellas, se la pasaban con la pera, con los labios
cerrados, siempre empujándola desde el costado, asi que mi pija
entraba y salia dentro de sus boquitas a una velocidad terrible, no aguante
mas y les avise que iba a acabar!!!; se apartaron las dos y al sentir
que dejaban de tocar mi pija me la empeze a cascar yo mismo acabándome
toda la panza, se cagaron de risa las dos y casi de inmediato comenzaron
a chupar todo mi semen , Analia quería agarrar con la lengua los
charcos se liquido blanco, lo queria levantar,(al semen) y se le escapaba
para los costados, y al hacer esto me iba mojando cada vez más
la panza, en cambio CECI sorbia con su boquita como si fuese en especie de aspiradora humana, haciendo ruidito y todo, después de 1 ó
2 minutos ya se encontraban la dos chupandome la verga que estaba totalmente
limpia y brillosa.-

Se reian porque decian que yo no era como el actor de la peli, que el
actor no habia acabado y yo si, que yo era una trucho, jajaja....después
de rebobinar la escena seguia asi: una se quedaba chupando Ana, y la otra,CECI,
se sentaba sobre la cara del jardinero, para que le chupe la concha, y
asi fue, recibi en mi boca la deliciosa conchita de mi hermanita Cecilia
de 11 añitos, sin ningun pelito y muy mojada, hice lo que me salio
del alma, empeze a pasarle la lengua por los labios, por el centro y a
sentir el gustito de los jugos de mi hermana, ella comenzo como a retorcerse
de placer, yo la miraba desde abajo y ella, que siempre era la más
jodona ya no se reia ni hacia ningun comentario gracioso , tenia los ojitos
cerrados, la boca entreabiera y gemia de placer, se le habia trasformado
la carita, me movia la concha de arriba abajo, y en circulos y el eje
era mi lengua, la temperatura corporal de ella habia subido una enormidad
, sus piernas que estaban a los costados casi me quemaban mi piel, estaba
muy atento a la situación y mi otra hermana que habia seguido chupando
la pija dijo: Ahora viene que me tengo que subir arriba y sentarme en
tu pija, por un momento ni yo no CECI entendiamos de que hablaba, pero
Ana se puso en cunquillas, con la mano derecha tiro un poco mi verga para
atrás,(hacia todo esto mirando y siguiendo paso a paso lo que hacian
en la porno), y intento metersela, mi verga estaba a full, se le notaban
todas las venas, y sus ojitos dieron una expresión de miedo porque
le dolio, subio un poco, abrio mas las piernas y lo intento de nuevo,
CECI le decia: Dale, baja rapido, hasta abajo....DALE!!!!, Ana nos miro,
respiro hondo y bajo de repente, pero se detuvo en la mitad del recorrido
y dejo escapar un grito de atentico dolor, pero se quedo con mi verga
hasta la mitad, yo le dije que empieze a subir y a bajar despacito y ella
me dijo que le dolia y que no entraba más, y se la saco; yo ya no pensaba darle bola a la película, estaba decidido a cojermelas
a las dos antes que vengan nuestros padres, le dije que se acueste de
espaldas, le abri las piernas, me subí arriba, nos besamos y sentí
el olor y gusto a semen de mi pija en su boquita, CECI nos decía
que cojamos que ella desde atrás quería mirar; tome mi verga
con la mano y busque el orificio de mi hermanita, ella me dijo:¡¡Ahí!!,
se me la metí de nuevo hasta la mitad, ya que me freno algo dentro,
en el momento que entré en ella tiro la cabeza hacia atrás
y de nuevo dio un grito pero este era diferente era una mezcla de dolor
y deseo de tenerla adentro por fin, y en un sacudon se la mande adentro
hasta la manija, me asusto un poco un nuevo grito de Analía pero
ya no me importaba nada, estaba demasiado exitado, era mi primera vez
y habia esperado este momento como nunca, empeze a moverme dentro de ella,
sentia que le llegaba hasta adentro del estomago, ella me abrazaba con
mucha fuerza con los brazos y las piernas y me imploraba que siga, encontramos
un ritmo entre de los dos ideal, y nuestra primera cojida se trasformo
en una especie de maquina, ella gemia como una perra, y decia:¡¡¡Cojéme,
segui así, COJÉME!!!; se puso como loca, sus movimientos
se hicieron más y más rápidos, y tras un grito infernal
tuvo su primer orgasmo con una pija adentro, esto fue mucho para mí
y supe que se venia un estallido de semen en la concha de mi hermanita
y asi fue, explote en un gemido que me salio del alma y la llene a Analía.-
Estabamos todos sudados y exhaustos de placer, CECI que se había
convertido en una espectadora de lujo, nos asusto cuando dijo que había
sangre, pero yo ya sabía de esto y al querer tranquilizar a Ana,
ella me dijo que tambien ya lo sabía; cuando miré de reojo
el televisor ya la peli habia terminado y al darnos cuenta que no faltaba
mucho para que llegue nuestro padre que era el primero que llegaba a casa
de su trabajo, decidimos cortarla ahí, ya que teniamos que lavar
las sabanas con algunas manchitas de sangre y de semen.- Teníamos todo un día de espera para que le llegue su primera vez a Cecilia,
la mas chiquita pero la más puta de las dos, y cuando Ana se fue
a bañar, en la cocina ella,(CECI), me dijo que tenia muchas ganas
que llegue la tarde de mañana para que me la coja, mientras me
manoseaba la verga, al darse cuenta que estaba al palo de nuevo, se arrodillo
y me hizo una mamada rápida, pero no por eso dejo de ser estupenda,
era evidente que estaba aprendiendo muy muy rápido,tragándose
hasta la ultima gota, en realidad nunca llegue a ver siquiera semen salir
de mi pija, ya que no se la sacó de la boca en ningun momento,
apretando en cada subida con las manitos y con sus labios con mucha fuerza;
al terminar me la guardo ella solita subiendo mis pantalones cortos, yo
termine de lavar la sabana, Analia salio del baño, y los tres nos
pusimos a ver dibujitos en la tele cuando llego mi viejo, y nos pregunto:
¿Y...como estuvo la tarde de ustedes,eh?, ¡Aburrida, le dije!...jajajajaja,
si supiera, jajajaja!!!.-

HISTORIAS DEL MAS ALLA...

HISTORIA NARRADA POR UNA CHILENA.

Sucedió hace unos 5 años, estábamos en mi casa, que queda en la comuna de La Reina, de Santiago de Chile, y como ya era tarde nos fuimos a acostar, yo me quedé dormida y como a la una de la mañana mi hermana llegó a mi pieza y me pidió si podía acostarse conmigo porque tenía mucho miedo, yo le dije que si, porque la verdad es que yo también estaba con miedo.

Bueno, nos quedamos dormidas, pero mas tarde yo sentí que alguien pasaba su mano por mi frente, así que me desperté y al lado de mi cama vi a una joven vestida de blanco, como con un vestido, lo curioso es que ella se parecía mucho a mi, o a mi hermana, como dije en un mail anterior ella y yo somos gemelas.

No sé porqué pero en ese momento no le di mucha importancia, así que me quedé dormida nuevamente.. al rato, sentí que Silvia, mi hermana, estaba muy inquieta así que la desperté y ella me abrazó y se quedó pegada a mi toda la noche... al otro día yo le conté lo que me había pasado y aproveché de preguntarle porque estaba tan inquieta en la noche, ella me contó que también se había despertado y vio al lado de la cama una imagen que de solo imaginármela me da escalofrío, ella vio a nuestra abuela materna flotando al lado de nuestra cama, pero tenía los brazos extendidos y la cabeza inclinada, al igual que Cristo en la cruz, ósea estaba como crucificada al lado nuestro.

Yo no sé si estas visiones habrán sido imaginación nuestra, o habrá pasado en la realidad, tampoco se si tendrán algún tipo de significado, ya que no logro relacionarlo con nada, pero si se que es en mi pieza donde casi siempre ocurren estas cosas, además de ser la habitación mas helada de toda la casa... ¿estará cargada o algo así? porque la verdad siempre que estoy en ella, me siento incómoda y me cuesta mucho quedarme dormida.

EXPERIENCIAS PERSONALES: JUEGO DE LA COPA.

Hola, escribo para contarles una historia que me pasó hace 4 años aproximadamente. Yo iba a la secundaria, y se nos había puesto en la mente jugar al juego de la copa.
Nos organizamos para jugar, y nos reunimos en mi casa. Éramos 5 chicas y 2 chicos, comenzamos a invocar a los espíritus, hasta que la copa se comenzó a mover. Nosotros lo tomábamos como algo gracioso, estaba todo bien ambientado, oscuro, ventanas cerradas, mesa redonda y copa de cristal.

Comenzamos a hacerle preguntas de cómo estábamos vestidos, de qué color de calzoncillos tenían nuestros compañeros y todo lo que nos marcaba era cierto, por lo cual comenzamos a tomarlo en serio. Estuvimos 3 ó 4 horas jugando al juego de la copa, nos pedía que salieran chicos del juego, marcó mi nombre y puso "energía", supusimos que yo tenía energía para que se guiara. Yo sentía algo extraño en la mano, pero no le daba importancia. Así terminamos la sesión, y continuamos jugando por dos semanas más, hasta que un dia nos comenzó a amenazar con que nos iba a matar si no dejábamos de molestarlo, que nos iba a perseguir hasta aterrarnos del miedo, y nos empezó a decir muchas cosas tenebrosas.

Nos asustamos y dejamos el juego por la mitad; cada uno se fue a su casa. Como hicimos el juego en mi casa yo me quedé. A la noche me fui a dormir y comencé a sentir ruidos extraños en la ventana de mi dormitorio, sentía pasos, ruidos de cadenas, y otras cosas más, y así era noche tras noche. Yo no les comentaba esto a mis padres porque o se me iban a reir, o me iban a retar por haber hecho eso en mi casa.

Una noche me acosté pensando en que todo iba a acabar, pero cerca de la 1 de la mañana siento una respiración en mi oído que me decía, no vuelvas a jugar jamás a eso, y sentía cadenas que se arrastraban por el piso y muchos pasos. Yo me quedé petrificada en la cama, hasta que reaccioné y salí corriendo hacia el cuarto de mis padres. Les dije lo que había sucedido, me dejaron dormir en su cama y que al día siguiente íbamos a hablar del tema. Yo no podía dormirme en mi cuarto y gracias a dios mis padres me dejaron dormir con ellos. Al día siguiente hablamos, me pidieron que dejara descansar a la gente muerta ya que eso podía ser cierto y no tenía ningún sentido que yo y mis amigos los molestáramos.

Estuve por dos meses asustada por lo sucedido. Mis amigos no me creían nada de lo que les contaba, pero a mí no me importaba porque yo sabía que era cierto y lo viví de verdad.

¡¡¡Desde ahí nunca más jugué al juego de la copa!!!, y les recomiendo no jugar.
Yo no quedé mal, pero me tocó y no se lo deseo a nadie.
Kruela, contáme qué pensás de mi experiencia, si puede ser verdad o es tan poderosa la mente humana de crear una situación así.

Un beso grande y me encanta la Web. Chauuuuuuuuuuu
EUGENIA